CLOSE

El impacto de las infografías en la formación online

Las infografías pueden definirse sencillamente como representaciones visuales de un texto informativo. Su uso se popularizó en los años 80, especialmente en la prensa. Desde entonces, su lenguaje gráfico ha estado en constante evolución, ampliando su significado sin perder su esencia. Antonio Piñuela, director de Tecnología de la información en la Universidad CEU San Pablo de Madrid, define estos recursos como “la creación o manipulación de imágenes como un elemento informativo global y cuyas aplicaciones pueden estar orientadas hacia múltiples campos”.

En este sentido, las infografías permiten representar distintos tópicos, desde los más extensos, como contenidos históricos, hasta procesos específicos, lo que las hace una herramienta ideal para la formación profesional.

Descubre las ventajas de usar infografías como estrategia de formación

En una era tan digitalizada como la nuestra, todos se han acostumbrado a percibir el mundo de forma muy visual. Es por ello que las infografías han alcanzado tal auge y se han convertido en los aliados perfectos para la educación. Pero más allá de la moda o la tecnología, su uso responde a la versatilidad para organizar y exponer información, lo que permite captar más rápido la atención de los estudiantes. Sus principales ventajas son:

  • Facilitan la interpretación de datos.
  • Permiten resaltar y explorar los puntos más importantes de un tema.
  • La precisión de sus contenidos agiliza el estudio.

Enseñar y aprender a través de infografías hace que el proceso también sea recreativo. La información se retiene con mayor facilidad porque hay una referencia visual que estimula la comprensión. Estas también potencian la creatividad al mostrarle nuevas formas de expresión a los alumnos. De hecho, especialistas en neurociencia ven con asombro como las infografías activan los dos hemisferios cerebrales: el del razonamiento lógico y el de la visualización e interpretación de imágenes.

Cómo diseñar buenas infografías

Nuestro poder de análisis y síntesis de información se hace evidente durante la creación de infografías. Estas nos permiten transmitir contenido interesantísimo de manera clara y ordenada. Su estructura básica suele ser:

  • Título.
  • Cuerpo.
  • Fuentes bibliográficas.
  • Autor.

Sin embargo, para crear una infografía completa debes dominar primero el tema que has seleccionado. Para ello te recomendamos:

  • Pensar detalladamente en el tema: este no debe ser muy extenso, pues el margen de espacio está limitado.
  • Investigar a profundidad: así podrás tener un manejo correcto del tema y seleccionar lo que necesitas.
  • Crear y seguir un modelo: hacer un bosquejo de la infografía te dará la oportunidad de estructurar correctamente la información. Es también en este punto donde se establece la distribución del contenido, tipos de fuentes, colores y dibujos que se incluirán en el arte.
  • Seleccionar el programa para crear tu infografía.

También es oportuno que organices tus ideas en temas y subtemas a medida que investigues. Si tu deseo es crear una infografía que sea atractiva, es importante ser breve y tomar los datos más importantes. En cuanto al tema de diseño, si no eres experto en el área, aprovecha las plantillas gratuitas que ofrecen páginas web como Infogram, Canva, Piktochart, entre otras.

infografía idea
Complementa el contenido de tu curso online usando infografías.

Facebook: 786academia

Instagram: academia.786

Twitter: @academia786

0 responses on "El impacto de las infografías en la formación online"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Design by ZeusWebmaster. Copyright© 2020 - 786 Group - All rights reserved.
X